domingo, 8 de mayo de 2016

Le pondrán una caja negra al rompehielos Irizar




La reparación interminable. El buque que hacía la campaña antártica se incendió en 2007. Tras nueve años de idas y vueltas será el primero barco de la Armada con este sistema

Por Natasha Niebieskikwiat

El emblemático rompehielos que hizo las campañas antárticas nacionales hasta su incendio nueve años atrás se convertirá en el primer buque de la Armada que contará con una caja negra, como la de los aviones. Se trata del sistema Voyage Data Recorder (VDR) que graba la travesía de la nave y guarda la información en una capsula. Es un sistema clave que, según afirmaron en la marina a Clarín fue diseñado para soportar condiciones extremas como las del Atlántico sur y los mares antárticos.

Esta semana el ministro de Defensa Julio Martínez visitó el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR) donde reparan desde hace años el Irizar. Siendo titular de Defensa en Diputados fue sumamente crítico de las idas y vueltas, de la costosa y larga reparación del buque, al que le pusieron distintas fechas de salida al mar, que nunca se cumplieron.

Martínez llegó a afirmar que había que comprar en realidad un nuevo buque en lugar de gastar los millones de dólares que se gastaron pero ahora, al frente de la cartera de Defensa siguió la reparación. En su equipo no da fechas de final de obra, pero afirman que el Irizar ya superó controles de calidad internos, y que eso le permitirá cumplir Pruebas de Puerto y de Ajuste de Propulsión ya en el mar.

Según se informó a Clarín, la llamada “Caja negra” que ahora le instalarán -conocida como VDR- graba los registros de información sobre la situación y movimiento del buque. Y lleva los informes sobre su estado físico, su mando y control antes y después de un incidente. Y graba todos los audios en la navegación por lo que es fundamental para saber qué ocurrió cuando la nave tuvo algún problema.

Según los expertos marítimos, la instalación instalación de esta caja negra era fundamental para que el buque pudiera volver a navegar los hielos antárticos. Ocurre que por el llamado Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAs) de la Organizacion Maritima Internacional (OMI) todos los buques de pasajeros y de carga construído a partir del 1 de julio de 2002, y que pesen más de 3.000 toneladas de registro bruto deberán tener su VDR aprobado.

FUENTE: Clarin

No hay comentarios :

Publicar un comentario