viernes, 1 de julio de 2016

Chamical: hace 70 años nacía el sueño de lanzar cohetes al espacio



Se cumplio un nuevo aniversario del Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados.

En el año 1944, por iniciativa del Brigadier Bartolomé De La Colina, primer Secretario de Aeronáutica, el Poder Ejecutivo ordenó que se inicien las tareas de construcción de instalaciones destinadas a la Aeronáutica Argentina, en el por entonces departamento Gobernador Gordillo, en Los Llanos Riojanos. 

Finalizadas las tareas, en 1946, el Poder Ejecutivo Nacional y el Comando en Jefe de Aeronáutica crean, en la ciudad de Chamical un Centro de Tiro y Bombardeo, operando en aviones Avro Lincoln b-021 y b-029 de la V Brigada Aérea.


Éste fue el indicio claro del nacimiento de lo que hoy es el Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados I Chamical (CELPA), una entidad que forma parte de la fisonomía del lugar y que comparte asiduamente sus actividades con la comunidad local.


La historia por recorrer es aún más rica: entre los años 1950 y 1959 funcionó como Destacamento Aeronáutico Militar, contando con un reducido staff de personal militar, civil y soldados, proveniente de ciudades vecinas.


A principios de 1960 cambió su denominación por el de Centro de Producción, con el objetivo de autoabastecerse y beneficiar a la comunidad con la venta de excedentes.

Acciones


El 27 de junio de 1961, basándose en exitosos lanzamientos de cohetes Zonda en Pampa de Achala, el poder Ejecutivo Nacional determinó la creación de un Centro de Experimentación de Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados.


Con el lanzamiento exitoso del cohete Alfa Centauro, momento en el que se contó con la participación de técnicos de la NASA y Francia, Chamical se convirtió en la primera ciudad de América Latina desde donde se elevó un cohete para investigación de la alta atmósfera. 


La actividad de lanzamiento continuó con otras operaciones. El 16 de diciembre de 1981 el Comando en Jefe de la Fuerza Aérea cambió el nivel orgánico de la unidad por el de Base Aérea Militar, con la zona de lanzamiento como unidad alojada, donde se llevó a cabo con éxito experimentos tales como BIGUA y FAS-320 CONDOR.


Desde diciembre de 1990 y hasta 1997 funcionó como Destacamento Aeronáutico Militar Chamical, siendo su tarea brindar apoyo a unidades que eventualmente desplieguen a sus instalaciones.
La historia continúa. En 1997 se creó el Escuadrón de Apoyo Operativo Chamical, cuya tarea fue “proporcionar un adecuado apoyo operativo y sostén logístico a las unidades de la Fuerza Aérea u otras que se ordenen y que desplieguen a sus instalaciones en cumplimiento de los planes u órdenes vigentes”.

Más cohetes


Luego de 22 años de la última operación se lanzó, el día 11 de julio de 2011, con singular éxito el cohete GRADICOM II que estuvo a cargo del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa.


En el 2013 se efectuó un nuevo lanzamiento del Vector “CENTENARIO” perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina, en la que el personal de la unidad puso nuevamente de manifiesto el alto grado de profesionalismo, sacrificio y eficiencia para cumplir la tarea asignada.


Finalmente, por disposición del Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea el 1 de enero de 2014 el lugar tomó la denominación de Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados I Chamical donde se realizan pruebas de proyectos varios, como los prototipos de vehículos no tripulados Vigía II y Aukan I.

Vice comodoro Héctor Alejandro López


Actualidad: “en estos últimos tres años se ha trabajado más que en los últimos 10 anteriores”
El vice comodoro Héctor Alejandro López es en la actualidad el responsable del Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados I Chamical.


“Desde su creación la base cumplió una función social. La mayoría del personal, tanto civil como de soldados, son gente de la ciudad de Chamical. Desde sus comienzos la base integró a la sociedad desde sus funciones, no solamente castrenses sino a las funciones en cuanto a compartir con la comunidad las actividades de toda ciudad. Nuestra gente no solamente va al centro a hacer sus compras, sino que tienen sus familias, se han educado acá desde la escuela primaria hasta la universidad, así que digamos que somos parte integrante de la comunidad de Chamical”, manifestó la autoridad. 


Asimismo, López habló de los momentos de apogeo de la entidad, así como de las épocas de crisis.
“La unidad tuvo sus grandes momentos desde sus comienzos hasta que por diferentes motivos se aletargó y existía la posibilidad del cierre. Pero el esfuerzo del personal y más que todo de la gente de La Rioja y de Chamical, que siempre estuvo apoyando nuestras tareas y ayudándonos como vecinos, hizo que el destino cambiara”, indicó el vice comodoro.


En este sentido, Héctor Alejandro López destacó que “la voluntad, el empeño y el coraje que ha tenido el personal civil, el personal militar que ha estado acá desde hace muchos años, ha hecho que esta Base vuelva a estar en funciones”.


“En estos últimos tres años se ha trabajado más que en los últimos 10 anteriores y, pese a que estuvo mucho tiempo dormida, el despertar es como el del Ave Fénix que ha salido desde sus cenizas para volver a volar y eso es gracias al personal que es oriundo de nuestra patria y más que todo el esfuerzo de la gente de La Rioja y de Chamical. Creo que como muestra el personal del CELPA 1 ha hecho honor de ese coraje de esa energía que tiene los riojanos”, indicó la autoridad de la entidad que hoy celebra su 70 aniversario de trabajo continuo en la ciudad de Los Llanos. 



Fuente: Nueva Rioja

No hay comentarios :

Publicar un comentario