miércoles, 23 de noviembre de 2016

Dos pilotos de Fuerza Aérea Argentina salvaron su vida milagrosamente


Dos pilotos militares que volaban en un avión de entrenamiento Tecnam alquilado por la Fuerza Aérea Argentina a la empresa Aerotec SA salvaron la vida de milagro.

El incidente sucedió el 17 de noviembre pasado, cuando se efectuaban tareas de adiestramiento e instrucción previstas por el Grupo Aéreo de la Escuela de Aviación Militar ubicada en Córdoba. El capitán Francisco Garzón Etchenique (instructor) y su alumno cumplían prácticas de rutina. Entre ellas estaba programada la de "entrada en pérdida de sustentación". La pesadilla de los aviadores comenzó un instante después de que se disminuyera la potencia del motor para reducir la velocidad y consecuente con ello levantar la nariz, operaciones que en conjunto provocan la "pérdida de sustentación", el avión se cae, literalmente y a continuación el alumno debe efectuar las maniobras de recuperación de la nave que son el objeto de la práctica. No sucedió.

El aeroplano matrícula E-550 entró sin más en un violento tirabuzón (se enroscó, en la jerga de los aviadores) dio casi 10 vueltas sobre su eje y a tan sólo 100 metros del suelo, el capitán Garzón pudo estabilizarlo. 


La pérdida es una de las maniobras más repetidas en la instrucción del piloto. Necesaria en el aterrizaje (que es una entrada controlada en pérdida) pero muy peligrosa si no se domina su técnica por eso requiere prácticas frecuentes.

El Informe de Situación Riesgosa (ISR) redactado por los pilotos al término del vuelo fatídico revela que las prácticas se hicieron a una altura adecuada, unos 1.700 metros. En el formulario se vuelca el detalle de cómo fue la secuencia de la instrucción, el comportamiento del avión y las maniobras que se hicieron para sacarlo del tirabuzón. Una vez en tierra, el personal técnico del Grupo Aéreo Escuela que dirige el comodoro Antonio Domínguez comprobó que la aeronave había sufrido deformaciones estructurales. Mientras se analiza la causa del incidente, se suspendió el vuelo de las dos aeronaves monomotor Tecnam P2002JF Sierra restantes, matrículas E-551 y E-552 asignadas al Curso Básico Conjunto de Aviador Militar. 



Estos aviones son fabricados por la empresa italiana Costruzioni Aeronautiche Tecnam, el representante local es Aerotec SA que los ensambla en su planta ubicada en Mendoza. La firma italiana que se dedica a aeronaves civiles también arma el modelo bimotor Tecnam 2006t que, equipado con electrónica Indra Systems, concursó en la licitación del Ministerio de Seguridad para dotar de dos aeronaves de vigilancia a la Gendarmería.

El monomotor Tecnam está orientado para la capacitación básica de aviadores civiles; su principal característica es el bajo costo de operación. El diseño de la cabina y el asiento (altura hasta la burbuja) impiden al piloto militar el uso de casco y paracaídas, dos elementos que integran el equipo de seguridad en el vuelo.




Las aeronaves llegaron a la fuerza a fines de septiembre luego de negociaciones que realizaron Walter Ceballos, secretario de Logística del Ministerio de Defensa, el brigadier general Enrique Amreim y la firma Aerotec. Se decidió la contratación directa por adjudicación simple por especialidad para el alquiler con opción a compra de ocho aeronaves Tecnam, de las que sólo se recibieron tres. Amreim pidió que el contrato cubriese 5.856 horas de vuelo, a ser cumplidas como máximo en 18 meses, a un costo de 315 dólares la hora.

La Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DGAMC) a cargo del brigadier Víctor Pérez le otorgó la Certificación de Aeronavegabilidad Militar al monomotor Tecnam, requisito que lo faculta como avión apto para el entrenamiento militar. El Grupo Aéreo Escuela dictó una norma de procedimiento especial por la que se autoriza a los tripulantes (piloto instructor y alumno) a operar la aeronave sin casco, en tanto se busca en el mercado un paracaídas de dimensiones reducidas que pueda adecuarse al espacio disponible en la cabina. 



Fuente: Ambito 

Fotos: Tecnam Argentina

No hay comentarios :

Publicar un comentario