jueves, 16 de febrero de 2017

Defensa y Ambiente incorporarán un avión y sistemas para combatir incendios forestales

Además, ambas carteras compartirán una agenda de trabajo que incluye la sistematización de datos climáticos.

Los ministerios de Ambiente y Defensa acordaron hoy la incorporación de aviones para combatir incendios forestales, en principio un avión de transporte L-100, que sirva tanto para configurarse para apagar incendios como para ser usado también como transporte.
Ambas carteras compartirán una agenda de trabajo que incluye la sistematización de datos climáticos.

Los ministros de Defensa, Julio Martínez, y de Ambiente, Sergio Bergman, se reunieron hoy en el edificio Libertador y establecieron una agenda conjunta que aspira a poner en marcha un observatorio nacional de cambio climático e implementar un sistema aéreo de manejo del fuego.
El secretario de Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencias, Walter Ceballos, afirmó en diálogo con Télam que “lo que hoy se firmó es un memorándum de entendimiento entre Defensa y Ambiente que apunta a tener a disposición de la cartera ambiental todos los recursos operativos, tecnológicos y humanos de Defensa”.

“Todos los datos meteorológicos, hidrológicos, glaciológicos y demás mediciones realizadas por los organismos científicos de Defensa van a ser utilizadas en las evaluaciones y mitigaciones de las consecuencias de cambio climático”, explicó.
El funcionario señaló que “otra idea en la que se trabaja es la de una agencia de asistencia militar en emergencia, para la que estamos trabajando con la Fuerza Aérea en un proyecto para que el avión de transporte L-100 que ya tenemos y otra unidad que aspiramos a incorporar puedan ser equipados con sistemas de aspersión aérea contra incendios forestales”.
L-100 Hercules TC-100 actualmente en servicio en la Fuerza Aerea Argentina

“El L-100 es la versión civil del Hércules C-130 y puede utilizar sistemas de hasta 15.000 litros que pueden ser montados y desmontados con facilidad por lo que durante el año puede cumplir cualquier misión de transporte y cuando es necesario se lo configura como hidrante”, agregó.

“Los aviones van a tener asiento en la base aérea de Palomar, pero en distintos puntos del país va a haber unidades de tierra equipadas con dos camiones cisterna y un equipo de personal militar entrenado para que el reabastecimiento de los sistemas hidrantes se realice en el menor tiempo posible y lo más cerca que se pueda del fuego”, completó.
Ceballos subrayó que “la adquisición de un segundo L-100 y de los sistemas de aspersión tenemos la intención de efectuarla lo antes posible y estamos esperando que se autorice el financiamiento, porque aunque van a ser operados por Defensa y el financiamiento debe salir de Ambiente”.

Respecto de la posibilidad de que el observatorio nacional de cambio climático tenga su sede en las instalaciones de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) en la provincia de Córdoba, el funcionario dijo que “es un tema en el que Ambiente y las autoridades de la fábrica venían trabajando y en el que nos planteamos hacer una visita a la planta en las próximas semanas para definir la planificación en el tiempo, metas, recursos y cronogramas”.
Al respecto, el ministro Martínez destacó que la fábrica “junto a los organismos de Defensa, como el Instituto Geográfico Nacional (IGN), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y el Servicio de Hidrografía Naval (SHN) constituyen espacios con recursos humanos y materiales óptimos para el estudio y ejecución de acciones vinculadas a la protección del medio ambiente”.
El ministro recordó una reciente conversación que mantuvo con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet y el primer mandatario argentino, Mauricio Macri, sobre trabajar en conjunto también con Brasil en casos de emergencias.
“La idea no es duplicar sino lograr un equipamiento completo para poder asistir simultáneamente ante situaciones de emergencias”, señaló el titular de la cartera de Defensa.

Por su parte, el ministro Bergman describió como un “hito fundacional” la posibilidad de crear un Observatorio de Cambio Climático, “lo que implica tener mediciones, impacto en las políticas y articular lo que hoy está compartimentado”.
“Esto forma parte de la modernización del Estado mediante la articulación y coordinación, generando así un cambio, ya que cada Ministerio debe incluir en su rutina la idea de compartir y sinergizar”, añadió.
Durante la reunión estuvieron presentes el titular de FAdeA, Ércole Felippa; el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier mayor Oscar Charadía, y la jefa de Gabinete del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Patricia Holzman, entre otras autoridades.






Fuente: InfoCampo
Creditos de las fotos a quien corresponda

1 comentario :

  1. Buenísimo q busquen incorporar otro hercules. Espero q vaya a FAA como el otro L100 y en caso de necesidad se lo mande donde haga falta. Ahora, no carguen más tareas a la flota sin agrandarla o vamos a tenes una tragedia.
    Y hay q exigirles a los gob PROVINCIALES q incorporen estos medios, es competencia de ellos, ya q esquilman a la gente a impuestos...

    ResponderEliminar